Cómo seleccionar la temperatura del agua para curar las hemorroides

Existe mucha información sobre los tratamientos y las recetas caseras para atender con eficiencia las molestias que son producidas por las hemorroides. Muchas veces quienes la padecen se encuentran ante la disyuntiva de cuál será el mejor tratamiento hemorroides a seguir para curar almorranas.

Un caso muy donde se presentan dudas frecuentes es la temperatura del agua a usar durante la higienización de la zona afectada y en el uso de las compresas para aminorar el dolor o para ayudar a desinflamar las venas y toda el área donde más se sienten los síntomas del dolor, la picazón y el ardor que se presentan a causa del padecimiento por las hemorroides.

como seleccionar la temperatura del agua para curar las hemorroides

El agua un remedio insustituible

Como se conoce las almorranas son prolapsos o bultos que se presentan por la inflamación del ano y sus zonas adyacentes. Son muy frecuentes a cualquier edad y por diversas causas. Siempre tanto especialistas de medicina interna y como de otras especialidades exhortan a mantener muy limpia toda la zona y el uso de baños de asiento para su mejor recuperación.

Agua fría que higieniza y alivia

Sin embargo, muchos pacientes responden mejor a la acción del agua más fría de lo normal, otros al agua al clima y otros al agua tibia, e incluso, existen partidarios de las tres posibilidades. Muchos recomiendan colocar compresas de agua lo más fría que se soporte para desinflamar la zona con afectación y muchos pacientes se sienten bien y mejoran.

Agua al clima que limpia y calma

Sin embargo, otros solo soportan higienizar y hacer los baños de asiento con agua al clima y combinada con hierbas medicinales como la manzanilla, con la que consiguen gran alivio a los síntomas y desinflamar los bultos de las almorranas luego de varios días de tratamiento.

Agua tibia que desinfecta y relaja

Algunos pacientes prefieren tomar duchas de agua tibia por tiempo prolongado para dilatar la zona y hacer que se desinflame porque al relajarse baja la presión muscular y pueden conseguir más alivio sobre todo del dolor, por lo que pueden aplicar sus tratamientos a base de cremas para desinflamar y sienten gran mejoría al cabo de varios días de tratamiento.

Este tipo de detalles siempre deben ser tomados en cuenta por el paciente mismo, porque a ciencia cierta es el único que puede detectar cuál temperatura del agua le conviene a la hora de higienizar y de hacer los baños de asientos recomendados, ya que en gran medida la recuperación de una patología depende de la aceptación del organismo de los tratamientos.

Deja un Comentario