Componentes claves en tratamientos contra las almorranas

El Dobesilato de Calcio contiene elementos con propiedades curativas y aliviadoras de las almorranas, en artículos científicos ligados al mundo farmacológico se reseña que este componente, actúa en las paredes capilares, por lo que regula las funciones fisiológicas que se han deteriorado, tales como la disminución de la resistencia y la permeabilidad.

Agente y regulador de las funciones capilares

Se enfatiza igualmente en este tipo de publicaciones, en que es un agente que aumenta la flexibilidad del glóbulo e inhibe la híper agregación de las plaquetas, en patologías como la retinopatía diabética, ya que este reduce la viscosidad excesiva de la sangre por lo que mejora la irrigación en el tejido fino, corrigiendo las disfunciones capilares.

También, ayuda a corregir los desórdenes en el metabolismo del cuerpo. Se insiste en que este regulador de las funciones capilares reduce los edemas. También, se le conoce con el nombre de hidroquinona calcio sulfonato y su mecanismo de acción básicamente, actúa en para restaurar el funcionamiento y a la estructura endotelial y a la permeabilidad capilar.

Es un componente que forma parte de las fórmulas de medicamentos que son indicados por los especialistas para las personas que padecen de síndrome hemorroidal y desórdenes de la microcirculación de origen arterio-venoso. Así como, en pacientes con tromboflebitis superficial y particularmente en fármacos para la retinopatía diabética.

Una de sus mayores acciones es que ayuda a reducir las hemorragias, porque reduce la salida de fluidos alrededor de los tejidos y restaura la permeabilidad capilar. La sangre mejora con este componente porque la protege de los agentes oxidantes que produce el estrés. Además, restaura la viscosidad y la circulación de la sangre.

Medicamentos frecuentes para curar las almorranas

Como tratamiento para las hemorroides el dobesilato de calcio está contenido en la Lidocaína HCL (2%) y en otros medicamentos tanto en su presentación como pomada como en los supositorios. Los médicos recomiendan indican dos aplicaciones al día en cualquiera de sus modalidades.

Son medicamentos especialmente indicados para las hemorroides, porque calman el prurito anal, las fisuras anales, los eczemas anales y la trombosis hemorroidal aguda. Así como, son usados en tratamientos que se indican en los pre y post operatorios de las almorranas.

Los expertos explican que es favorable el uso de medicinas con este componente para curar las almorranas, porque el clorhidrato de lidocaína es un potente anestésico local que es tolerado bien por sus pacientes. Mientras, que el acetato de dexametasona genera una acción antiinflamatoria y reduce el sangrado.

Deja un Comentario