Condiciones de trabajo adversas pueden ocasionar almorranas


Las hemorroides son un problema de salud que se acentúa por dolencias relacionadas con el estreñimiento, el sobrepeso, la alimentación inadecuada y el sedentarismo. También, el estilo de vida que viene dado fundamentalmente por las condiciones en el trabajo, las cuales son en muchos casos desfavorables para la salud y que generan padecimientos como las almorranas.

En cuanto al tema de las patologías relacionadas con el sistema osteomuscular, los estudios de expertos en salud laboral, ubican a la artrosis cervical como una de las consecuencias del estilo de trabajo actual y de las malas posturas de los trabajadores al desarrollar su labor, quienes se exponen por horas al desarrollar tareas relacionadas con la web y otros deberes.

Posturas inadecuadas

Del mismo modo, los empleos relacionados con tareas que ameritan que los trabajadores pasen por horas de pie, afectan la salud de la columna vertebral y de todo el sistema músculo-esquelético y generan presión en la zona afectada por las hemorroides y complica su curación rápida, generando más los síntomas molestos y dolorosos.

Una buena manera de prevenir este tipo de dolencias relacionadas con la forma de trabajar, es contar con una excelente alimentación que permita combatir las hemorroides y otras dolencias, porque una buena nutrición proporciona al organismo beneficios como el fortalecimiento del sistema inmune y además, todas las vitaminas que ayudan a la salud.

Por otra parte, el diagnóstico del dolor cervical es una de las consecuencias que se presentan mayormente en los trabajadores, quienes por su postura al desarrollar sus labores presentan sintomatologías cervicales que además, pueden presentar a mediano y largo plazo dificultades en su movilidad y afecciones dolorosas en los nervios y músculos de brazos y piernas.

Recomendaciones para disminuir molestias

A la par, los padecimientos relacionados con la postura de los trabajadores durante el desarrollo de sus funciones técnicas, están relacionados en gran medida con la aparición de las almorranas, porque estar sentado o de pie por horas genera presión en toda la columna vertebral y a su vez, de la zona que afecta el recto y el ano, lo que puede causar hemorroides.

La inflamación en la zona afectada genera grandes molestias que son crecidas por las inadecuadas posturas y por la falta movilidad durante las horas de trabajo. Los expertos recomiendan contar con sillas ergonómicas y equipos adecuados para desarrollar las labores, hacer pausas y caminar al menos cada 90 minutos y además, hacer ejercicio luego del trabajo.

Deja un Comentario