Confecciona tu cojín para aliviar las hemorroides

Siendo las hemorroides una patología tan común, en cada casa debería haber al menos un muy buen cojín para utilizarlo cuando algún miembro de la familia pueda estar afectado por esta patología. No importa sí las almorranas sean externas o internas, hay que proteger la misma zona y sobre todo al sentarse, por lo que los cojines puede ser de gran ayuda.

Hacer un cojín es cuestión de creatividad, son una gran opción decorativa y también utilitaria, ya que pueden servir de apoyo para descansar y relajarse dos estados muy beneficiosos en el tratamiento hemorroides y además, cuando nos sentamos pueden evitar que se afecte más aún la zona inflamada, por lo que ayudan a una recuperación más rápida.

confecciona tu cojín para aliviar las hemorroides

Pasos iniciales

Al confeccionar un cojín lo primero es seleccionar su forma que en este caso puede ser redonda o cuadrada y escoger la tela que más te guste, aunque se recomienda usar telas frescas que puedan lavarse y que sean resistentes y cómodas.

Luego, hay que cortar dos partes iguales de tela con la medida que se adapta al tamaño de cojín que queda muy bien ajustado en la silla donde será usado. Después, dichas formas de tela se colocan de frente pero por la parte interior o al revés de como quedará el cojín, luego hilvana el contorno, dejando un espacio lateral por donde se colocará el relleno.

Recomendaciones útiles

Se deja suficiente margen entre las costuras y luego se cose la tela por dicha línea de referencia con la máquina de coser, reforzando las esquinas, sí se trata de un cojín cuadrado. Con el fin de que sea más cómodo y no pierda la forma al ser usado como apoyo en el tratamiento para aliviar los síntomas de las hemorroides.

Como se ha dejado espacio o uno de los lados sin coser es fácil rellenarlo, pero antes hay que darle vuelta a la tela para que las costuras queden dentro, se recomienda cortar los sobrantes de tela para que no sean molestos para quienes lo usan, muy especialmente quienes están afectados por la patología de las almorranas.

Cuando el cierre pueda hacer la diferencia

Solo queda introducir el relleno de tu preferencia, preferiblemente espuma o algodón y en la cantidad que consideres necesaria para que el cojín quede cómodo y resistente. La opción más recomendable para cerrar el lado por donde se rellenó al cojín es usar un velcro auto-adhesivo, porque una cremallera puede ser un elemento molesto al sentarse.

Deja un Comentario