Cultiva con precaución la jardinería como terapia anti almorranas

Hay tareas que ayudan a que se bajen o controlen los niveles de estrés y una de ellas es la jardinería, ayuda a concentrarse y a pensar en el ahora, por lo que las preocupaciones y las tensiones queden en otro tiempo y espacio. Es una actividad sumamente favorable y enriquecedora, pero tiene contraindicaciones cuando se sufre de hemorroides.

cultiva con precaución la jardinería como terapia anti almorranas

Acción favorable

Sabemos que sembrar plantas es una actividad que ayuda a la salud física y mental, porque ayuda que el organismo se mueva para hacer distintas labores como sembrar, desyerbar, regar y podar y al mismo tiempo es una acción recreadora. Pero, puede presentar aspectos negativos, sí no se toman ciertas medidas preventivas, que pueden empeorar las almorranas.

Precauciones para evitar daños

El aspecto más importante en este caso es evitar cargar pesos excesivos, cuando se están haciendo labores relacionados con la jardinería las personas suelen emocionarse y excederse cargando macetas o plantas muy pesadas lo que puede agravar el padecimiento de las almorranas, por ello hay que disfrutar de la horticultura con suma precaución.

Evita el peso

Igualmente, se suele hacer más fuerza de lo recomendable para las personas que padece de hemorroides, al trasplantar arbustos o plantas grandes, ya que como se tiene el objetivo trazado de culminar dicha tarea, se coloca todo el empeño en lograrla y muchas veces sin contar con las herramientas adecuadas, por ello hay que concientizarse al respecto.

Posiciones desfavorables

Cuando se pasa mucho tiempo en una misma posición perjudica la mejoría y el alivio de las hemorroides y la mayoría de las labores relacionadas con la jardinería exigen que se esté agachado tener éxito en la siembra de plantas o en su cuidado.

En ese sentido, se recomienda trazarse actividades que no sean extenuantes y hacerlas por fases para evitar daños relacionados con el aumento de la inflamación de los prolapsos que se forman a consecuencia de las almorranas, la cual suele ser muy dolorosa y molesta.

Conservar la hidratación

Los especialistas en jardinería y los jardineros aficionados conocen al pie de la letra la importancia de la hidratación de las plantas para conservarlas sanas, por lo que es un conocimiento que deben aplicarse, por lo que se sugiere siempre hidratarse debidamente, sobre todo cuando se está expuesto al sol realizando labores en jardines.

Todo buen jardinero que padezca de almorranas, debe tomar suficiente agua y comer varias frutas cuando realice sus labores y del mismo modo, utilizar vestimenta cómoda para evitar complicaciones o reincidencias.

Deja un Comentario