La anoscopia una técnica eficaz para el diagnóstico de la enfermedad hemorroidal

Es común que cuando presentamos algunos síntomas como comezón, ardor, dolor o sangrado anal, sensación de ocupación o pesadez en el ano o presencia de sangre alrededor de las heces fecales al evacuar, pensemos que estamos sufriendo de hemorroides, ante cualquiera de estos síntomas lo más recomendable es acudir a un médico especialista y realizarnos los exámenes necesarios.

Uno de los exámenes más utilizadas para detectar cualquier patología, tomar muestras o tratar algunas afecciones al interior del ano, el conducto anal y la parte baja del recto es la anoscopia, se trata de una técnica que permite visualizar estas zonas que ocupan los últimos 10 cm del tubo digestivo utilizando un anoscopio equipado con luz halógena y una cámara de alta resolución.

Los avances tecnológicos han permitido desarrollar modernos anoscopios de unos 8-10 cm de largo y unos 3-4 cm de diámetro, equipados con una potente luz halógena que no emite calor y por tanto no afecta la zona donde se introduce el equipo; pudiendo realizar el examen por el tiempo que sea necesario.

El anoscopio cuenta también con una cámara de alta resolución con cable de fibra óptica que permite ver con gran detalle las paredes del recto y el canal anal, este equipo permite también tomar fotografías de las áreas que se desee estudiar con más detalle y grabar videos con detalles del examen.

Con esta técnica se puede realizar una serie de pruebas como tomar muestras para: biopsias y cultivos microbiológicos, o hacer procedimientos como poner ligaduras elásticas en las hemorroides inflamadas; La anoscopia es una prueba que no causa ningún tipo de dolor al paciente, es de sencilla realización y es de gran efectividad, por lo que se le considera una prueba esencial para diagnosticar las almorranas.

la anoscopia una técnica eficaz para el diagnóstico de la enfermedad hemorroidal

¿Qué preparación se necesita para realizar la anoscopia?

Si ameritas realizarte una anoscopia es bueno que tomes en consideración los aspectos que a continuación detallamos:

  • La duración de la prueba es variable y va depender de la finalidad que persigue, si es solo para visualizar la zona anal dura unos pocos minutos, si se tiene por finalidad aplicar un tratamiento quirúrgico como colocar ligaduras o tomar muestras para una biopsia puede durar hasta 20 o 30 minutos.
  • La anoscopia por ser poco invasiva e indolora puede realizarse de forma no programada, incluso se puede realizar en la misma consulta del médico especialista, no obstante si se trata de una anoscopia para realizar un tratamiento quirúrgico o tomar alguna muestra, lo normal es que se agende una cita para ello.
  • En algunos caos previo a la realización de la anoscopia sea necesario tomar un laxante o colocarse un enema, ya que para realizarla es necesario que el recto esté vacío, es importante indicar al médico al momento que indica la prueba los medicamentos que tomamos regularmente, para que nos indique sí debemos tomarlos o suspenderlos por unos días antes de la anoscopia.

Deja un Comentario