La avena y sus usos en el tratamiento de las hemorroides

La avena es uno de los cereales más consumidos en todo el mundo desde hace muchos años, gracias a la gran cantidad de nutrientes que aporta y a que se puede consumir las veces que se quiera sin que tenga ninguna contraindicación, este cereal es muy recomendado para las personas que sufren de almorranas, ya que es altamente beneficioso en el tratamiento de la enfermedad hemorroidal.

Se trata de un cereal muy versátil que puede utilizarse de varias maneras para combatir las hemorroides, se le puede ingerir, y que por su alto contenido en fibra soluble es ideal para favorecer el tránsito intestinal y evitar el estreñimiento; igualmente se le puede utilizar externamente en cremas y baños de asiento, siendo especial para disminuir el dolor y la inflamación.

En este post, el primero que queremos dedicar a este maravilloso cereal y sus aportes para aliviar los síntomas de las hemorroides, queremos comentarte sobre las propiedades de la avena y te vamos a dejar una receta para preparar una efectiva crema a base de avena.

Propiedades alimenticias y curativas de la avena

La avena es un alimento muy completo, por ser un cereal rico en proteínas, grasas insaturadas y vitamina B, por lo que se le considera el cereal mayor concentración de vitaminas y minerales; Su alto contenido en fibra soluble facilita la función intestinal, también es un efectivo coadyuvante en el tratamiento para controlar el colesterol.

Este cereal brinda también efectos positivos para nuestra piel, pudiéndose utilizar en cualquier parte de nuestro cuerpo para exfoliar, limpiar y equilibrar nuestra piel, en el caso de las hemorroides es ideal para calmar las irritaciones, dermatitis, escozor y picazón que producen.

Crema a base de avena para calmar las molestias producidas por las almorranas

Para preparar la crema a base de avena se necesitan los siguientes ingredientes:

  • ½ taza de avena en hojuelas o harina de avena
  • 3 cucharadas de aceite esencial
  • 1 cucharada de miel natural
  • 1 cucharadita de aceite de oliva

La preparación de la crema es muy sencilla, si la avena es hojuelas, debes molerla hasta que quede lo más fina posible; calienta el aceite esencial hasta que esté completamente líquido, agrega la avena la miel y la cuchara de aceite de oliva y mezcla todo muy bien, revuelve hasta que obtengas una mezcla homogénea. Coloca la crema obtenido en el recipiente y guárdalo en la heladera, pero sin congelar.

Espera al menos 12 horas y podrás utilizar la crema, solo tienes que aplicarlas en la zona afectada y ayudará a aliviar las molestias producidas por las hemorroides, la puedes aplicar tres veces al día, preferiblemente luego de higienizar la zona afectada.

Deja un Comentario