¿Los alimentos integrales son la mejor fuente de fibra para curar las hemorroides?


Algunos nutricionistas recomiendan no consumir alimentos integrales, porque no los consideran como los más efectivos para incorporar fibra a las dietas, argumentan que la mayoría de dichos productos son preparados con gran cantidad de cereales y que estos generan procesos inflamatorios en las vías digestivas de la gran mayoría de las personas.

Indican que es un proceso que se produce especialmente, en quienes sufren de estreñimiento y de almorranas. Por ejemplo, explican que el pan blanco y el integral cuentan con muy pocas diferencias entre calorías y niveles de fibra.

Exponen que los alimentos integrales no son la fuente más rica para balancear la alimentación y generar condiciones favorables para evitar la inflamación y las enfermedades vasculares como las hemorroides.

Equilibrio nutritivo perfecto

Es más recomendable equilibrar proteínas y vegetales y sustituir a los cereales. Comentan que entre el arroz tradicional y el integral no hay mucha diferencia, por la presencia de almidón en ambos y sugieren que es mejor consumir patatas y otros tubérculos.

Los especialistas insisten en que nada sustituye a los alimentos naturales y que las fibras dietéticas pueden reducir el colesterol, pero no juegan un papel importante en la nutrición. Las frutas y vegetales son los alimentos que contienen vitaminas, minerales, antioxidantes y además fibra natural.

Es importante diseñar menús con frutas y vegetales frescos. Preparar ensaladas y comer frutas directamente o en batidos. Explican que para aliviar los síntomas de las almorranas pueden consumirse proteínas con vegetales, tanto en el desayuno, almuerzo y cena.

Las ensaladas deben contar con aderezos saludables y recomiendan que no se incluyan grasas saturadas. Usar yogurt y aceite de oliva como base de los mismos. Consumir menos lácteos porque generan ciertos procesos inflamatorios por su contenido de lactosa.

Incluir meriendas para evitar la obesidad

En cuanto a las meriendas recomiendan comer frutas completas, no el jugo. Afortunadamente, se pueden llevar naranjas, bananas o fresas o cualquiera de preferencia para saciar el apetito entre comidas y evitar consumir carbohidratos o alimentos integrales, que no son los más recomendados.

Las porciones también influyen en la calidad de la alimentación, porque las exageradas generan obesidad y complican los síntomas de las hemorroides y dificultan o retrasan su recuperación.

Indican que no hay que suprimir ninguna de las horas de comida, que hay que cenar, para no prolongar el ayuno y que debe hacerse unas tres horas antes de dormir, para evitar el reflujo y otros problemas gastrointestinales que influyen en las almorranas.

Deja un Comentario